21 de agosto de 2010

copy+paste.

Andaba de chismosa bloggeando y me tope con esto:


-Para apagar una luz hay que confiar en que volverá a prendar, así de determinante puede ser una decisión.

La vida esta hecha de ellas, nos convierte en dueños de nuestro destino. Las intensiones las marcamos por instinto, es un arrebato muy de humanos.


El mundo ya no es una cuestión en el aire, tardamos tanto tiempo en tratar de entender como funsionaba, que no nos dimos cuentas que gira y no espera; Hay que dejar de pretender y comenzar a intentar.

El remordimiento cronico, es un sentimiento sumamente indeseable, es dudable que alguien lo desee.

Existir es maravilloso somos dueños de nosotros acada respiro que damos, cada palabra que decimos, despertar, reir, morder, gritar, acarisiar, disfrutar, compartir, soñar, actuar, desertar, desperdirse, abrir una puerta, saludar, enamorarmos, cerrar una puerta.


Todas……decisiones.


Mas vale aprender a vivir con ellas, entender que un día todo estará bien y el siguiente no, que el destino la mayor parte lo marcamos nosotros.


Si cierras la puerta, prende la luz.
Dany Valentine


que bonito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada