29 de junio de 2017

Road Trip: CLOUDCROFT, NM


El bosque siempre llamó mi atención. Sus colores, texturas y olores era algo que solo existía en mi imaginación gracias a mis películas, ilustraciones y fotos favoritas que sin querer siempre tienen algo de este en ellas. Siempre me imagino viviendo en un bosque con lo mínimo necesario, mis lanas, una taza de té y Olivia creciendo en un ambiente lleno de paz.

Hasta hace poco visité Ruidoso y logré llenar mis ojos de esas imágenes que tanto guardaba en mi cabeza. Fue maravilloso, la pasé genial pero me quedé con ganas de volver, así que pasaron un par de meses y junto a Andrés decidimos huir un poco del caos mental que teníamos y planeamos nuestro primer viaje de camping.
Empezamos desde cero, solo teníamos un colchonsito inflable y muchas ganas. Así que empezamos de a poco a compramos sleepings, lamparas, carpa, etc logramos reunir lo necesario y comenzamos a planear nuestra huida.

Lo mas cerca que tenemos en Texas es Cloudcroft, una pequeña villa en Nuevo Mexico que solo cuenta con 647 habitantes!! ya habíamos pasado rapidito por ahí y tenia muchas ganas de conocerla bien. (si pasan por ahí porfa dense una vuelta a Mayhill, es un pequeño lugar de 75 habitantes, con una imagen super tétrica y una onda muy densa, tienen un pequeño correo postal* super bonito)

a esto me refiero.
Estaba un poco nerviosa por que Oli esta en una etapa en la que se aburre muy rápido y esas 2 horas de camino estaría sentadita sin muchos distractores mas que su bolsita de juguetes favoritos, pero creo que las vistas ayudaron mucho a mantenerla ocupada.

Llegamos al lugar y no había espacio en los campings pero en la segunda vuelta (y nuestra ultima ilusión) encontramos un lugar vacío, el numero #3 y nos estacionamos muy contentos para empezar a instalarnos.
Borde este banner para nuestra carpa: "Happy mind, Happy life"

Desde el minuto uno fue maravilloso el olor, los sonidos,la buena onda de los vecinos y la emoción que tenía de estar ahí.
Ya instalados nos fuimos a dar la vuelta para conocer y encontrar tesoros. Cuando volvimos nos invitaron a una platica de prevención de "visitas de osos", presumieron que darían galletas y chocolate caliente así que era una cita.


Llegó la noche y fuimos a la gran plática en donde además de prevenirnos nos asustaron mucho pues terminó a las 9 de la noche (la luz ya se había ido) así que los consejos que nos dieron sobre esconder la comida, basura, etc era un poco difícil practicarlos en esas condiciones pero para una mamá miedosa nada es imposible así que ordené todo a tiempo para poder tener todo listo antes de prender nuestra fogata.

Llegó la noche y nos quedamos con un cielo estrellado, una fogata y una botella de vino para nosotros mientras Olivia dormía en la carpita a media luz.
Al día siguiente recorrimos la ciudad, nos topamos con una tiendita de segunda mano con "precios preciosos" en donde me tope con un bastidor para punto de cruz a $2dlls y un cono de lana natural por $1.5dlls, así que fui mas feliz aun.
La vista al despertar.

El desayuno.

pescando en Silver Lake.
Llegó la hora de volver y desviamos a Ruidoso en donde nos topamos una alberca y los chicos se metieron a bañar mientras yo me puse a terminar el tejido que comencé bajo los pinos.
De vuelta a casa volvimos cantando canciones de Alanis Morrisette (un cd que nos topamos en cloudcroft por $4dlls) con una nueva energía buena, relajadora y con muchas ganas de volver.....PRONTO.


*Adoro los correos, me encanta ir a chismiarlos en los lugares que visito.

Texto no apto para policías de la ortografía.
Sorry escribo esto desde una compu gringa sin acentos y media mala, así que me es imposible corregir todo sin volverme loca con la lentitud de esto. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario